En 1999 en el foro económico de Davos, Kofi Anann (Secretario General de Naciones Unidas) pronunció estas palabras: “Les propongo, que ustedes, líderes económicos y nosotros, Naciones Unidas, iniciemos un pacto mundial compartiendo valores y principios que le den una dimensión humana al mercado global”. Ello fue el origen del Pacto Mundial, que estableció los 10 principios, basados en 4 áreas de trabajo: derechos humanos, normas laborales, medioambiente y corrupción.

En septiembre de 2000 en la ciudad de New York, 189 países firmaban la Declaración del Milenio y se establecían los 8 Objetivos del Milenio.

En septiembre de 2015, 193 líderes mundiales, en la reunión plenaria de las Naciones Unidas, aprobaban una agenda que llevaba por título: “Transformar nuestro mundo: la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible”,

El 1 de enero de 2016 entraban en vigor los Objetivos del Desarrollo Sostenible que daban continuidad a los Objetivos del Milenio y que es una apelación universal para erradicar la pobreza, proteger el planeta y garantizar paz y prosperidad a los seres humanos.

El cine es un excelente escaparate para comunicar y sensibilizar, recordamos a Jesús Vidal galardonado con el “Goya” a mejor actor revelación en la última edición por la película “Campeones”. En su intervención reivindicó la aportación a la sociedad de las personas con discapacidad y la necesidad de su inclusión. En su solapa llevaba el logo de los ODS que no había tenido hasta ese momento tanta repercusión en el mundo de la cultura española

El ODS 13 hace referencia a adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus impactos y en este punto el séptimo arte está dando pasos en beneficio del medioambiente. El cine es un altavoz maravilloso para dar visibilidad a proyectos e iniciativas enfocadas en la mejora del medioambiente y en la contribución a luchar contra los efectos del cambio climático.

Un ejemplo es el manifiesto firmado en la 63 edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci).

Entendiendo que el cine también contamina, profesionales de distintos ámbitos del audiovisual firmaron un manifiesto en favor de rodajes más respetuosos con el medio ambiente. Proponen que se establezca EL SELLO VERDE DE RODAJE, un distintivo que certifique, qué, proyectos audiovisuales individuales o desarrollados por compañías o productoras sean llevados a cabo de una forma sostenible con el medio ambiente.

Asimismo este festival desde el año 2016 ha establecido el Día del Cine y el Cambio Climático para sensibilizar sobre la necesidad de proteger el planeta de entre otros fenómenos, el cambio climático.

La Seminci en su última celebración en octubre de 2018 se ha sometido al análisis para detectar su huella ecológica y así poder tomar medidas que protejan el medioambiente. Igualmente adopta prácticas sostenibles, como la utilización de papel reciclado en los libros publicados, algunos de sus vehículos oficiales son eléctricos, así como la sustitución en los actos de botellas de agua de plástico por jarras de cristal, y la reducción de tintas para los fondos negros en las revistas del festival.

La Semana Internacional de Cine de Valladolid ha creado en su última edición “La Espiga Verde” un galardón, para premiar la película que mejor represente los valores medioambientales. Este galardón se lo llevó la cinta titulada “Aga” del cineasta búlgaro Milko Lazarov.,

De igual forma muchos festivales de cine están incluyendo apartados con películas y documentales especializados en temáticas ambientales, los cuales aportan su trabajo para visualizar este problema mundial al que todos debemos de contribuir para su mejora.

Una de las referencias internacionales es el FICMA, Festival Internacional de Cine de Medio Ambiente, que cumplió 25 años en su edición del año pasado convirtiendo a Barcelona en referente del cine ambiental, y que compartió con la Semana Internacional de Cine de Valladolid el documental “Poisoning Paradise”. Este interesante documental de 2018, codirigido por Keely Shaye Brosnan y Teresa Tico, presenta la paradoja del paraíso natural hawaiano convertido en un laboratorio de experimentos: de manipulación genética con maíz, uso de compuestos químicos y biotecnología experimental cerca de los núcleos de población y que afectan a todo el ecosistema. La película traslada el debate medioambiental local al ámbito mundial en busca de una respuesta global.

Otros documentales importantes en el ámbito climático son:

“An Incovenient Truth (Una verdad Incómoda)” dirigido por Davis Guggenheim en 2006. Al Gore (ex-vicepresidente de los EE.UU.) explica el futuro de nuestro planeta, desmonta mitos e ideas equivocadas y comunica que el calentamiento mundial es un peligro real y presente.

“Before the Flood (Antes de que sea tarde)” ganador al Documental del Año 2016 en los premios Hollywood Film, del director Fisher Stevens. En él se hace un reflejo sobre lo que está produciendo el cambio climático, la opinión de los científicos y los detractores, así como especialistas, políticos y líderes mundiales.

También existen en nuestro país, otros certámenes cuya seña de identidad es la temática ambiental. Entre ellos:

Another Way Film Festival de Madrid es un certamen sobre Progreso Sostenible que en este año 2019 se celebrará los días 24,25 y 26 de octubre.

Festival Internacional de Cine Medioambiental de Canarias

Ecozine. Festival Internacional de Cine y Medio Ambiente de Zaragoza que se celebrará este año, del 3 al 19 de mayo.

Carlos José Rodríguez

Jorge D. Alonso Alonso

(Miembros de la Junta Directiva de Visión Responsable)

Share This